Menú Principal
3 de agosto de 2018

Exitoso operativo permitió reflotar buque Seikongen

Un amplio operativo naval permitió reflotar de manera exitosa la embarcación Seikongen, que se mantenía hundida desde el mes de octubre de 2017 en la costa del sector de Pilpilehue, en la comuna de Chonchi.

La embarcación salmonera fue puesta a flote la jornada de este miércoles por especialistas de la compañía holandesa Ardent, cuyas maniobras se extendieron por nueve horas y fueron monitoreadas en todo momento por autoridades marítimas y gubernamentales, a fin de evitar contaminación medio ambiente acuático y riesgos a las personas.

Al respecto, el Gobernador Marítimo de Castro, capitán de corbeta litoral, Héctor Aravena, efectuó un balance positivo de la extensa jornada de tareas de reflotamiento del navío.

“A las 09:00 horas de la mañana se dio inicio al bombeo de agua que estaba preestablecido, luego la nave comenzó a flotar por su propios medios a eso de las 11:20 horas, después presentó una escora inicial hacia la plataforma Yagar Fina, lo cual fue controlado por la gente de la empresa Ardent, culminando durante la tarde su proceso de reflotamiento y adrizamiento final”, sostuvo.

Desde el Ejecutivo, el Gobernador Provincial de Chiloé, Fernando Bórquez, manifestó la preocupación constante del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera en resguardar el medio ambiente y las personas.

“La maniobra fue optima, está dentro de los canones que nos regimos con el programa, la etapa de reflotamiento ya terminó, el buque se encuentra flotando por sus propios medios y se mantiene adrizado a los grados que se necesitan para ser remolcado. Quedamos muy conformes, trabajaron doce personas al interior de la nave, más buzos y 47 efectivos navales supervisaron las faenas”, dijo.

La autoridad provincial añadió que en los próximos días se procederá a realizar la revisión interna del Wellboat de parte de la Fiscalía Marítima y la empresa aseguradora para dilucidar las posibles causas que la llevaron a su hundimiento. Paralelamente, se ultiman los detalles para retirar los equipos, dejar limpia la playa y remolcar la nave hasta el puerto de Talcahuano, en la octava región.