Menú Principal
19 de junio de 2019

Ministro Nicolás Monckeberg destacó beneficios de la nueva Ley Jornada Parcial Alternativa para Estudiantes Trabajadores

  • Proyecto recibió un mayoritario respaldo en la Cámara de Diputados.

La Sala de la Cámara de Diputados despachó a Ley de Jornada Parcial Alternativa para Estudiantes Trabajadores, que entre los beneficios destaca que se respetan todos los derechos laborales y se mantienen todos los beneficios sociales, según destacó el ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, tras la votación.

«Este es un proyecto tremendamente importante para miles de jóvenes que estudian y quieren trabajar. Lo que establece es una jornada distinta y flexible para que el joven que estudia pueda trabajar bien y sin abandonar los estudios”, señaló la autoridad.

En ese sentido, afirmó que con la iniciativa aprobada hoy “buscamos que el 40% de jóvenes que trabajan informalmente ahora lo puedan hacer con derechos y protección laboral, es decir con un contrato, y que no queden expuestos a perder una beca de estudio o beneficio social, como ocurre hoy”.

“Este proyecto es todo lo contrario a precariedad laboral, este proyecto es humanidad laboral. Se respetan todos los derechos laborales del trabajador y todos los derechos de ese joven a estudiar”, enfatizó.

Entre los principales puntos, la iniciativa que se incorpora al Código del Trabajo señala que los estudiantes trabajadores, entre 18 y 24 años, mantendrán su calidad de causantes de asignación familiar. Y que las remuneraciones percibidas no serán consideradas como rentas para los efectos de determinar su condición socioeconómica o la de su grupo familiar para el acceso al Fondo Solidario, crédito fiscal universitario, crédito con garantía del Estado o financiamiento del acceso gratuito a las instituciones de educación superior.

Además el estudiante tendrá protección en caso de accidentes del trabajo ocurridos en el trayecto directo, de ida o regreso, entre el establecimiento educacional y el lugar de empleo.

Asimismo establece que la jornada diaria no podrá ser superior a 12 horas, considerando los períodos trabajados, en jornada ordinaria y extraordinaria, más la interrupción señalada. Las horas efectivamente trabajadas, no podrán ser superiores a 10 horas diarias.

“Este proyecto es todo lo contrario a precariedad laboral. Este proyecto es humanidad laboral. Es decirle al estudiante que puede ser un muy buen estudiante y un muy buen trabajador, porque puede hacer las dos cosas, porque se respetan todos los derechos laborales del trabajador, y se respetan todos sus derechos para que estudie”, recalcó el secretario de Estado.